El entrenamiento Anímico, en Equipo.

0
362

La semana anterior me preguntaron que qué pasaba si sólo se querían trabajar ciertos grupos musculares en nuestra sala, algo que tampoco entendía muy bien pues ¿vamos a tener fuertes unas zonas y otras no? Ante casos así, de personas que sólo quieren venir a entrenar algunas partes del cuerpo, les explico que trabajo en grupo, en equipo. No hago trabajo individual dentro de la clase, otra cosa es añadir un extra a grupos rezagados fuera de ella, y lo de quitar grupos a trabajar… Eso es un error, no sólo a nivel físico, sino a nivel lesivo.

Trabajar con grupos de alumnos, para mí, es más divertido y reconfortante, y creo que para ellos también, además sacan más rendimiento si tienen a varios compañeros con los que picarse sanamente. Siempre hay alguien que tira un poco del otro o no nos gusta que nos vean abajo. Hay que sacar un poquito de orgullo y eso nos hace ir a más. :)

He tenido tres entrenadores dedicados: Jose Sales, Fidel Solsona y Jorge Jiménez. Y para mí los mejores que pude tener. Jose fue mi primer entrenador en Valencia y fue la primera persona que me hizo ver el entrenamiento de la manera en que lo veo ahora, ya que yo venía del encasillamiento tipo “mucho peso, pocas repeticiones y un día y otro día…” En esta época entrenaba yo sólo. Con Fidel entrenaba, ya en Palma, en un grupo de sus alumnos. Participé en varios campeonatos en la categoría Classic Bodybuilding Talla Alta, a nivel regional y uno nacional. Para mí fueron mis mejores entrenamientos. Jorge y yo fuimos socios en nuestra tienda de Muscle Beach (aunque la crisis y no estar establecidos nos pasó factura y el proyecto tan sólo duró 3 años) y fue mi último entrenador. Aquí aprendí en la distancia, ya que toda comunicación era desde Ibiza a Palma. De esta manera también participé en varios campeonatos, igual en regional y uno nacional. Con el cierre de la tienda enfoqué toda mi energía en tener mi pequeña sala para clases con grupos, empezando en 2013, dejando un poco de lado mis propios entrenamientos.

Por lo tanto, de estas tres etapas tengo como experiencia el haber trabajado:

  • Con entrenador en la instalación pero sólo con con seguimiento y entrenando sólo.
  • Con entrenador presencial dirigiendo todo el entreno y entrenando en grupo.
  • Con entrenador a distancia y entrenando sólo también.

En las tres etapas aprendí muchísimo (para poner en práctica en una sala de musculación más que en cualquier curso relacionado con el sector) y obtuve resultados, porque fui disciplinado en las tres. Porque esto me encanta. Es mi vía de escape. Me gusta mejorar física y anímicamente entrenando con las pesas. Y es que llevo enganchado desde el año que empecé, desde 1999.

Pero, ¿qué ocurre si alguien no tiene las pesas como algo básico en su día a día? ¿Qué pasa si alguien que no es muy “de encerrarse en un sitio con hierros” tiene un mal día y se encuentra cansado? Pues que entrenando sólo puede que esa persona no acuda a su entrenamiento aún sabiendo de todos los beneficios que le puede suponer, pero que entrenando en grupo puede haber creado el compromiso para no faltar, también por “el qué dirán los compañeros”. Y no hablemos del mosqueo si no vienen aquí por mi parte xDDD

Así que resumiendo, mi trabajo se centra en el trabajo de equipo para: Que unos apoyen a otros. Que unos puedan enseñar a otros. Que unos puedan animar a levantar el ánimo a otros. Que unos se integran junto con los otros. Y básico -> Que unos respeten a otros. Porque la individualidad y la falta de respeto por las normas en esta sala no tiene cabida ni en los días festivos (es que tb solemos entrenar).

Al entrenar en equipo he podido conseguir que personas que no habían entrenado nunca tengan nuevos hábitos porque los ven en los demás. Se contagian. Si no hubieran tenido compañeros que sigan el mismo camino puede que no se hubieran sentido “enganchados” a este estilo de vida y con ello no hubieran conseguido los resultados que si han logrado.

 

Al contrario, puede que una persona del equipo influya negativamente en el resto. Personas que se jactan de hacer saltos de dieta y en lugar de compartir en las redes imágenes que ayuden al resto de compañeros a motivarse inciten a lo contrario me están haciendo a mí, a los demás y a ellos mismos un flaco favor. En estos casos, en los que alguien perjudica negativamente al resto, y en una situación muy difícil para mí, esta persona es apartada de mis clases porque no puedo tener aquí a alguien que perjudique al resto.

La parte negativa de entrenar con un grupo.

La parte que veo más negativa es la de que te tienes que adaptar a unos ejercicios establecidos en modo general. La idea de potenciar sólo unas zonas o atacar a grupos retrasados deberían hacerse fuera de la hora del entrenamiento, como extra. Al entrenar sólo tienes la ventaja de no tener que contar con llegar a un horario en el que te esperen, sino que puedes ir más tranquilo. También puede ser negativo si alguien está acostumbrado a usar un mp3 durante el ejercicio, ya que si se entrena en grupo eso queda un poco feo xDDD (una vez pretendieron utilizarlo en una clase aquí, ¡pero vamos! ni con gorra, que no hace sol aquí dentro)

Por lo demás encuentro que todo es positivo, y el refuerzo anímico de tener unos buenos compañeros de entreno con los que compartes 1 hora cada día crea un vínculo que te hace desconectar completamente del trabajo, de la pareja, de la suegra o incluso de la cuenta corriente.

¿Te imaginas entrenando con un Entrenador Personal sólo para tí?

En un principio parece muy tentador y profesional, pero, a parte del precio, ¿te has planteado lo aburrido que tiene que ser que de verte todos los días sólo con la misma persona y ya no saber ni qué decir entre series? Y el móvil no se tendría que tener entrenando, así que… Navegar por aburrimiento no vas a poder.

Como pequeña aportación:

La revista Preventive Medicine Reports ha publicado un estudio de la Universidad de Pensilvania que analizaba cuál es la motivación ideal para potenciar el ejercicio físico y alcanzar grandes niveles de entrenamiento, mejorando el rendimiento, la salud y la capacidad física.

 

“La dinámica de grupo tiene mucho poder sobre el comportamiento del ejercicio, y eso se debe a que una atmósfera competitiva hace que la gente enfoque los objetivos y se concentre”, dijo Centola. Sucede que en un grupo competitivo la atención se posa sobre aquellos participantes más activos y el objetivo a vencer se distingue con mayor claridad.

“A medida que las personas fueron influenciadas por sus compañeros a entrenar más, se creó un punto donde todos aumentaron los niveles de actividad de todos los demás”, explicó el profesor.

Enlace al Estudio

Si eres capaz de seguir motivado y consiguiendo objetivos de manera solitaria perfecto. Si necesitas un empuje, busca un buen equipo.